Vía Verde de la Sierra

De principio a fin
La Vía Verde de la Sierra

Bienvenido a la Naturaleza

Entre la Sierra de Cádiz y la Sierra Sur de Sevilla

La Vía Verde de la Sierra transita por el antiguo trazado ferroviario Jerez-Almargen. En la actualidad se encuentran transitables 36,5 km. y medio uniendo las localidades de Puerto Serrano y Olvera. A lo largo de este recorrido se puede disfrutar de una gran variedad paisajística, observándose la transición entre un paisaje eminentemente agrícola a otro serrano, alternado con masas de bosque mediterráneo (encinas, quejigos, algarrobos, lentiscos, acebuches, etc.).

En estos paisajes el agua constituye el denominador común, siguiendo el curso de los ríos Guadalete y Guadalporcún, donde encontramos una vegetación de ribera muy diversa (fresnos, álamos blancos y negros, tarajes, adelfas…) Se trata de un itinerario ecoturístico para realizar a pie, en bici, a caballo e incluso en burro que permitirá al excursionista contemplar una naturaleza exuberante, valiosas especies animales y vegetales y paisajes de ensueño. A disposición de los usuarios de la vía se encuentran multitud de infraestructuras y equipamientos que hacen la visita más agradable.

Las antiguas estaciones de tren de Puerto Serrano, Coripe y Olvera —en mal estado por el paso de los años— se han rehabilitado y se encuentran funcionando como restaurantes y alojamientos turísticos. Próximo al Peñón de Zaframagón, se encuentra un apeadero que lleva su mismo nombre, y que ha sido rehabilitado y puesto en funcionamiento como Centro de Interpretación y Observatorio Ornitológico de Zaframagón.

Recientemente inaugurado se encuentra El Centro de Interpretación ‘Vía Verde de la Sierra’, ubicado junto a la Estación de Olvera, este nuevo centro te contará todo lo que quieras saber sobre la Vía Verde de la Sierra de forma amena e interactiva y podrás disfrutar de las sensaciones que transmite nuestra proyección en 4D sobre la Vía.

Descarga el mapa oficial de la Vía Verde de la Sierra

Folleto-mapa

Mapa desplegable de la Vía Verde de la Sierra (español/inglés)

Descargar

Guardar

Guardar

RUTA

La ruta se inicia en la antigua estación de Puerto Serrano, a unos dos kilómetros de este municipio en el que se ubica la sede de la Fundación. Cruzaremos el primero de los viaductos situado sobre el arroyo de los Azares divisando el escarpado cañón horadado por el Guadalete. Túneles y viaductos se irán abriendo paso sucesivamente en este primer tramo en el que las antiguas infraestructuras ferroviarias parecen convertirse en un gigantesco balcón sobre el río Guadalete, proporcionándonos unas de las panorámicas más hermosas del recorrido. Llegados al paraje de la Junta de los Ríos, el valle se abre para que las aguas del Guadalporcún converjan con las del Guadalete, donde se ha habilitado un pequeño aparcamiento y el área recreativa La Toleta. Después de haber repuesto fuerzas, atravesamos el viaducto del arroyo de Gillete para encaminarnos hacia el túnel del Castillo.

Llegamos a la segunda estación del recorrido, la estación de Coripe, acondicionada como hotel-restaurante, otro de los accesos recomendados a la ruta. Próxima a ella nos sorprenderá la imagen del Chaparro de la Vega, una encina centenaria declarada Monumento Natural y magníficamente conservada. En sus alrededores se ha instalado un área de descanso con mesas, bancos, juegos y aparcamientos.

Tras atravesar cinco túneles nos iremos acercando cada vez más a la Estación de Zaframagón, edificio rehabilitado y convertido hoy en centro de interpretación y observatorio ornitológico desde el cual a través de una cámara instalada en el Peñón, se pueden observar de cerca los buitres leonados, una de las mayores colonias de Europa. Si continuamos nuestro recorrido hacia Olvera encontraremos casi inmediatamente el viaducto de Zaframagón desde el que se puede disfrutar de una de las mejores vistas del Peñón de Zaframagón, declarado Reserva Natural de Andalucía, con el cañón del Guadalporcún conocido como El Estrechón. Circuncidando el peñón entraremos en otro largo túnel enmarcado en un paisaje de praderas con los angulosos perfiles de la Sierra de Líjar de fondo.

A partir de aquí un rosario de túneles vigilados por las cuencas de los ríos Guadalporcún y Guadamanil nos conducirá entre fincas y olivares a la Estación de Navalagrulla (la única sin rehabilitar) que dispone de una zona recreativa. Los túneles se sucederán constantemente hasta el siguiente punto singular, la Colada de Morón. En 4 kilómetros llegaremos al final de nuestra ruta. Estaremos en la Estación de Olvera. Cuatro singulares vagones de tren, que te retrotraen a la nostalgia, completan el alojamiento en este punto. Olvera, final de camino, es conjunto histórico-artístico y pertenece a la Ruta de los Pueblos Blancos.

En todo el trazado de la vía existen 30 túneles, los de mayor longitud dotados de iluminación. El más largo es el de la Sierra de Coripe, con 990 metros (túnel del Castillo). Cuatro son los viaductos que se encuentran en la Vía Verde, siendo el más espectacular el que pasa por encima del Río Guadalporcún a su paso por Coripe (237 metros de longitud).

El equipamiento de la Vía Verde cumple todas las necesidades del excursionista y cuenta con puntos de abastecimiento de agua, paneles informativos, señales, zonas de descanso, asideros para burros y caballos, así como un servicio de información y guía de la ruta. En los enclaves más atractivos del recorrido se pueden encontrar miradores donde el visitante se deleitará con los paisajes de la serranía y las preciosas puestas de sol.