Situada en el extremo más nororiental de la provincia de Cádiz, Olvera es una encrucijada de caminos entre Cádiz, Sevilla y Málaga. Cuenta con un paisaje idílico de tierras rojizas salpicadas de matorral, olivo y cereal. Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1983. Ya Joaquín Romero Murube dijo de Olvera: “Olvera es una calle una iglesia y un castillo pero.. ¡qué calle, qué iglesia y qué castillo!” La población posee una estampa inconfundible de casas encaladas y calles empinadas que desembocan ante dos obras maestras de las que presume el municipio, la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Encarnación y el castillo árabe.

Gastronomía

La cocina olvereña ofrece una exquisita variedad de platos tradicionales y postres que hacen que su gastronomía resulte deliciosa para cualquier paladar. Sabores únicos que hacen del comer un verdadero placer. Platos como sopas pegás, sopa de tomate, guiso de tagarninas, solomillo relleno, platos a base de carne de caza, potajes con berza, chacinas convierten a la cocina olvereña en uno de sus atractivos más reconocidos por toda la Sierra. Postres propios como torta del Lunes, el hornazo, tortillas y galletas de carnaval añaden a la repostería un sabor especial.

Tomando como base primordial su preciado aceite de oliva se elaboran platos tradicionales que siguen conservando el sabor de antaño. Su esmerada preparación y las materias primas con las que se elaboran hacen de estos platos una verdadera delicia para el viajero que quiera deleitarse en lo que a gastronomía se refiere.

Qué visitar

Los orígenes de la actual población de Olvera parecen situarse en torno al castillo árabe en el período nazarí. Levantada en el siglo XII, siguiendo un trazado triangular, la fortaleza se eleva sobre la peña conservando muros, torreones y la torre del homenaje. A partir de la misma y, siguiendo los niveles de la pendiente, se proyecta la villa dando lugar a la plaza y a toda una serie de calles, curvas y paralelas, de irregular configuración; un caserío histórico que alterna la mansión solariega, de portada noble, con los mejores ejemplos de la arquitectura popular.

Centro Cultural de La Cilla y Museo ‘La Frontera y los Castillos’

Conocida como Casa de La Cilla —edificio construido durante el Señorío de la Casa de Osuna— sin fecha exacta, su destino primitivo era la recogida de granos, frutos y productos de las cosechas del término municipal, pertenecientes al Ducado. El edificio sufrió reformas y adaptaciones en el tiempo y a mediados del siglo pasado, los sucesores de la casa de Osuna ceden su uso al Ayuntamiento que la destina a cárcel municipal. Su penúltima adaptación, ya en manos privadas, es su transformación en lagar y bodega. Actualmente y después de su restauración pasa a ser Centro Cultural, albergando el Museo ‘La Frontera y Los Castillos’, la Oficina Municipal de Turismo, una exposición arqueológica, el Centro de Interpretación de la Vía Verde de la Sierra y una sala de exposiciones itinerantes.

Pza. de la Iglesia. Edf. de La Cilla. 11690 Olvera (Cádiz)
INVIERNO: 10:30 a 14:00h y 16:00 a 18:00h. VERANO: 10:30 a 14:00h y 16:00 a 20:00h.
LUN: cerrado (excepto lunes festivos y vísperas de fiestas).
2€, entrada conjunta para el Museo y Castillo. Libre para los visitantes empadronados en el municipio.

 Rutas

  • Ruta de los Pueblos Blancos. El blanco de la cal va enlazando un pueblo con otro en la Ruta que al norte de la provincia atraviesa la Sierra de Cádiz, un recorrido abrupto, sabroso, verde y emocionante: Ruta de los Pueblos Blancos. En ella perviven historias de lo que fue la vida cotidiana de Al-Andalus: el trazado urbanístico de sus calles, la economía ligada al cultivo del aceite, la producción artesana de los artículos de piel y el dulce recetario andalusí. Una presencia marcada hasta en el nombre de la mayoría de los 19 pueblos que conforman la Ruta.
  • Ruta Monumental. En la población se puede ir recorriendo de manera ascendente los monumentos más destacados de la población a través de calles empinadas, rincones, albarradillas… hacia la inconfundible silueta del Conjunto histórico-artístico: el castillo y la Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación.
  • Ruta Olvera-Lavadero de Pino-Santuario de los Remedios. Partiendo de la Calle Vereda de Pino hacia el Santuario de los Remedios, el visitante pasará por el Lavadero de Pino, un lugar con mucha tradición entre los años 1685 y 1750 aunque su uso se prolongó hasta mediados del siglo XX. Al Lavadero de Pino se accede a través de un patio donde se localizan dos pasos entre tres muros bajos tras los que nos encontramos con cuatro pilares que sustentan la cubierta de un agua. A la izquierda se sitúa la zona por donde entraba el agua y a la derecha está el desagüe, situándose a lo largo la pileta donde se lavaba. Seguidamente hay que acercarse hasta el Santuario de Ntra. Sra. de los Remedios desde el que divisaremos un mar de olivos y la belleza del pueblo en su conjunto. Sin duda una de las fotos que no se debe dejar escapar. Dentro la Patrona de los olvereños, la Virgen de los Remedios, preside el santuario en una capilla digna de contemplar.

+INFO

www.turismolvera.com
Olvera a tiempo real
Descargar folleto turístico
Ayuntamiento, Oficina Municipal de Turismo

Videos turísticos

Localización