Historia

El origen de este pueblo se remonta a los túrdulos quienes entre los siglos VI y V a.C., fundaron Irippo conservándose monedas de esta época. Bajo la dominación romana, se cambió el nombre a Coripo. Fue zona fronteriza entre los reinos cristiano y de Granada. A finales del siglo pasado dejó de depender administrativamente de Morón de la Frontera, constituyéndose en ayuntamiento independiente. En 1894 consiguió el reconocimiento de villa.

Fiestas

  • Carnaval. Un sábado del mes de febrero.
  • Quema de Judas.  Fiesta declarada de Interés Turístico Nacional. Se celebra el Domingo de Resurrección y consiste en tirotear a un muñeco hecho de trapo y paja en el que se esconde un poco de gasolina hasta que éste comience a arder.  El muñeco representa a un personaje conocido que durante ese año destaque por haber realizado alguna mala acción. También se monta en la Plaza de San Pedro un huerto como representación del Huerto de los Olivos.
  • Romería de Fátima. Se celebra el segundo domingo de mayo en el Área Recreativa del Chaparro de la Vega, en honor de la Virgen de Fátima. Participan numerosas carretas y caballistas con premios para las mejores engalanadas y las mejores monturas. Todo el pueblo se une para pasar un estupendo día de campo.
  • Fiesta patronal en honor de San Pedro. Tiene lugar a finales de junio.

Gastronomía

Entre los platos más recomendados destacan la esparragá de tagarninas y el puchero con tagarninas, además de todo tipo de platos con carne de caza (conejo, perdigones…) y las chacinas autóctonas (chorizo, morcilla…). En repostería los hornazos, roscos de vino, pestiños y polvorones. También merece mención el aceite de oliva virgen coripeño.

Guardar

Localización